Por insalubre clausuran centro de rehabilitación de jóvenes en Chilca

MEDIDA SE DIO TAMBIÉN POR NO CONTAR CON LICENCIA DE FUNCIONAMIENTO

Colchones en mal estado, hacinamiento de personas y comida en descomposición, es lo que se hallaron los Policías de la Municipalidad Distrital de Chilca, en el Centro de Rehabilitación Rey de Reyes ubicado en la Avenida General Gamarra N°1173, por lo que procedieron con la clausura del local.

Este local que no cuenta con la licencia de funcionamiento ni certificado de defensa civil, fue notificado en una primera visita que realizó el personal de la Sub Gerencia de Comercialización hace tres meses, y donde se advirtió al propietario Jesús Melgar Quispe que de continuar trabajando en la informalidad y en condiciones insalubres en las que se encontraban los cuartos donde dormían los pacientes y los alimentos que consumían, se adoptarían las acciones del caso.

Sin embargo, frente a la desobediencia a la autoridad y por las denuncias de algunos padres de los jóvenes en rehabilitación, la comuna procedió con una nueva inspección donde el Responsable de Defensa Civil Cesar Escalante Ramos y los Policías Municipales hallaron las mismas falencias que en la primera visita, y donde los administradores del local ni siquiera tramitaron la licencia. “No estamos en contra de que existan centros de rehabilitación, estamos en contra de la informalidad que pone en peligro la salud de la población” señaló el servidor a cargo de la inspección.

Tras la intervención donde participaron efectivos de la Comisaria de Chilca y la Fiscalía, se decomisaron colchones que tenían ácaros y suciedad, los mismos que serán incinerados, la comida en estado de descomposición fue llevado al lugar de confinamiento de la comuna. En tanto el local no funcionará hasta que el propietario tramite su licencia y cumpla con las condiciones mínimas para el funcionamiento de un centro de rehabilitación.

Nota: En el local se hallaron a más de 40 jóvenes que fueron devueltos a sus padres por orden de la Fiscalía luego de su intervención por denuncias de maltratos a menores.